desarrollo personal, Experiencias de vida, Life Adventure, Marketing, Self-improvement

EP047: Gracias Totales

¡Nada como saber vender! Esa actividad que a muchos les causa pavor y pánico a otros acelera y da motivo para levantarse y salir de casa por la mañana. Creo que vender fue una actividad que desde niño me salía natural. Eso sí, admito que conforme crecí se fue haciendo más complicada. No sé si haya sido por la sofisticación de los mercados, por la proliferación de competidores en todas las industrias y ramos, o porque los estándares de servicio se han elevado con los años a niveles insospechados.

He vendido categorías de productos y servicios algo variados: materias primas, electrónicos de consumo, enseres domésticos, maquinaria industrial, recubrimientos cerámicos, seguros y fianzas y en algún momento hasta chicharrones (!!!). Honestamente diré que de todo esto, las categorías más intrincadas y retadoras de venta han sido los aires acondicionados y los seguros. La estacionalidad de los primeros trae demasiada presión en los fabricantes ya que el canal de retail sabe muy bien como sacar provecho de ello y aquéllos que son poderosos en su participación de mercado siempre buscarán retrasar su decisión de compra lo más posible. Esto con el fin de presionar y obtener “espontáneamente” mejores propuestas económicas de parte de las marcas productoras que sólo buscan ejercer su plan de venta y producción que se plantearon antes de la temporada fuerte. Ese juego ahí es un estira y afloja de millones y millones de pesos donde el gallina será el que pierda más. Alto estrés, muy alto para todas las partes.

Por otro lado, en seguros la venta es algo compleja pero por otras razones. Una de las más frecuentes es la desinformación del consumidor en estos temas. Es igual que las membresías de gimnasio, que las consultas de nutriólogo: sabemos que es por nuestro bien, pero nunca parece ser buen momento para empezar. Nos cuesta mucho discernir entre bienestar y placer. Esto complica mucho la labor de venta de un plan de ahorro o de retiro. El hecho de ser intangible y a largo plazo causa mucha ansiedad a los consumidores mexicanos. En Estados Unidos, la gente sabe que debe tener este tipo de herramientas vigentes en sus vidas y prácticamente tres de cada cinco personas tiene una forma de cobertura en vida. En gastos médicos, después del Affordable Care Act, mejor conocido por su alias “Obama Care”, el que no tenga un seguro médico terminará pagando multas al Tío Sam. En Europa, prácticamente todos tienen una cobertura y muy en especial los que tienen dependientes económicos. Es algo que ni siquiera se cuestionan, ahí la conversación se trata más bien de cuánto asignar del ingreso anual al ahorro.

En México, sólo 1 de cada 10 mexicanos tiene seguro de gastos médicos y apenas un 23% tiene alguna forma de ahorro para el retiro. Es alarmante que ni siquiera el 30% del parque vehicular circula con póliza de seguro. Al parecer la mitad piensa que al no traer póliza el problema de incurrir en un siniestro será de la otra persona. O que nunca envejeceremos y siempre tendremos quién vea por nosotros. O que nunca nos enfermaremos, al menos de forma grave. Este pensamiento obstaculiza la labor de venta pero si a eso agregamos el abuso de parte de bancos que utilizan call centers para empujar todo tipo de cargos fijos en tarjetas de crédito, tenemos que la tolerancia de los consumidores se ha visto muy afectada. Este telemarketing tan intrusivo ha desvirtuado mucho el medio de acercamiento para asesoría genuina y legítima de cobertura financiera dejando al cliente potencial con alto grado de renuencia y escepticismo respecto al producto.

¿Me han llegado a colgar el teléfono? Sí. Un par de veces al menos. ¿He tenido que suspender una junta y retirarme? También. Dos veces. Pero ¿sabes? este lado oscuro de las ventas es precisamente el que le da más luz a mi labor. Es cuando uno siente que está haciendo algo trascendente. Eventualmente, conforme pasa el tiempo en el mismo negocio, empiezo a enfocarme más en cómo seré recordado por mis clientes que en el beneficio económico de la venta. Hay una máxima en el medio asegurador que aprendí en la convención MDRT: “A la gente no le importa qué tanto sabes, les importa cuánto te importan ellos a ti.” Pues sí, es verdad. La gente no se acuerda de lo que dijiste o quién seas, se acuerdan de cómo los hiciste sentir. El día de mañana cumplo once años en esta industria, con mi negocio. Así que puedo decir con toda confianza que en estos años de actividad no todos mis amigos se convirtieron en mis clientes, sin embargo, todos mis clientes se convirtieron en mis amigos. Para mi es agradecer cada día de que hayan más asegurados con una mentalidad de acción a protegerse a sí mismos y a los suyos. Más aún, por haberme dado la oportunidad de hacerlos sentirse más satisfechos de sus decisiones y que me recomienden para continuar mi labor. Es el raro momento en que convergen humildad y orgullo, uno que me da tremenda motivación a seguir adelante.

Nunca duré más de cuatro años trabajando para una empresa por un sueldo. Siempre pensé cuando recibía mi quincena que si creía que ese sueldo me representaba estaría totalmente equivocado. Sabía perfectamente y con gran convicción de que mi sueldo no era yo. Y aún así y como todo mundo seguía yo en la contienda de dar el kilo y demostrar capacidad. Las cosas no han cambiado mucho en ese sentido, lo que sí es distinto es que ahora los logros y las batallas ganadas no son anónimos o adjudicados a una enorme corporación. Ahora sí tienen nombre y apellido. Nunca me cansaré de agradecer a mis clientes por haberme dado la oportunidad de servirles ni de reconocer que sin ellos, mis primeros once años de agente no habrían sucedido. Como dijera alguien a quien admiro y extraño: ¡GRACIAS TOTALES!

LOGO-20%

deporte, Experiencias de vida, Life Adventure, mexico, Self-improvement, vida, wellness

EP046: Janzu/Renacer

Mi último día de vacaciones en Puerto Vallarta.  Lo que fuera hace unos 30 años un pueblito pintoresco, ahora es de todo: un importante puerto, uno de los principales destinos turísticos de México, un desarrollo enorme de resorts y espacios para convenciones, una oferta gastronómica del más alto calibre y ahora, una reunión de spas con todo tipo de técnicas e instalaciones especializadas.

Cuando salgo de vacaciones, soy de los que siempre están buscando gimnasios y spas, para mi es muy importante la relajación y poder sentir que realmente me estoy desenganchando del negocio lo cual, en mi caso al menos, debe de ir en nivel mente así como en cuerpo.  Frecuento Vallarta en promedio una vez por año y he sido testigo en los últimos 24 años de cómo ha crecido la oferta de spas y masajistas locales.  Creo que actualmente se está viviendo su mejor momento ya que no sólo hay spas independientes en la ciudad, sino que también los grandes hoteles han invertido en espacios tan sofisticados que no le piden nada a instalaciones en Las Vegas, Bangkok o Miami.

En esta ocasión estuve en el Hotel Sheraton Buganvilias y su spa “Maiavé” tiene unos dos años de apertura. ¿Qué les puedo decir? Es fantástico, en verdad me ha parecido impecable no sólo en limpieza e instalaciones, sino también en el trato del personal.  Las atenciones recibidas realmente te hacen sentir que estás en un espacio protegido, ajeno al mundo exterior.  El año pasado pude tener un tratamiento aquí y quedé tan complacido que repetir esta vez era un anhelo desde semanas antes de llegar.  Sin embargo, ahora en su menú de servicios me ofrecieron una nueva terapia acuática llamada “Janzu”. Yo había escuchado una conversación en el pasado acerca del “Watsu” (Water + Shiatsu), pero al parecer esto era totalmente distinto.  Así que de inmediato les dije ok e hice mi reserva.

Hace unas horas que recibí mi Janzu y fue tal mi experiencia que ahora estoy escribiendo al respecto. Para empezar, el Janzu es una técnica terapéutica de origen hindú  y su esencia yace en el poder curativo del agua. Se tiene que hacer en una alberca climatizada a una temperatura de unos 30 a 32 grados celsius. En algunos lugares del mundo lo hacen al aire libre en lagos o ríos (!!!).  Debe de ser desempeñado por un terapeuta entrenado el cual te guiará en una serie de movimientos rítmicos y de trayectoria a lo largo de la alberca. Durante el proceso, deberá haber una sincronía colaborativa del cliente con el terapeuta en cuestión de movimiento y respiración ya que una buena parte de la sesión será llevada a cabo sumergido. (Te proporcionan un clip para la nariz).

Debo admitir que al inicio del ciclo me desconcerté un poco sobre la dinámica que seguiría, pero eventualmente pude agarrar literalmente “la onda” y fluir en el tratamiento.  Mi terapeuta se llama Arturo Aguilar y él fue entrenado por uno de los colaboradores de quien originalmente trajera esta técnica desde la India a México, Juan  Pathik Villatoro.  Arturo me pudo dar una inducción de lo que se busca lograr con el Janzu (palabra que en chino significa “río pacífico”) y simbólicamente te exhorta a desconectarte de tus preocupaciones en el agua, como una metáfora de “limpieza interior”, a la par que incentiva el pensamiento reflexivo en un efecto de regresión al lugar donde no hay problemas, no hay prejuicios, no hay nada más que la calidez y el cuidado de una madre; su vientre.  Por esta razón, el efecto del Janzu puede ser desde terapéutico en función de dolor y tensión muscular, migrañas y stress; hasta una experiencia genuinamente liberadora y transformadora.

Sin duda mi experiencia fue una de resultados holísticos; pude llegar en medio de los movimientos, la temperatura del agua y la iluminación en la alberca a un nivel de introspección y de meditación profunda.  Creo que el hecho de que yo tenga años de practicar la natación ayudó muchísimo a elevar el resultado ya que en lugar de estar distraído con la respiración,  yo estaba más bien arribando a un momento de consciencia que pocas veces he sentido.  En momentos de la sesión me encontraba levitando en el vacío, sujeto tan sólo de los tobillos por Arturo y pensando en las cosas de las que puedo prescindir en la vida, ya que me di cuenta de que son ésas las que determinan el verdadero lujo/confort y no las que poseo, como nos han enseñado a pensar.

Al término de la sesión, yo me sentía revitalizado, en mis pensamientos y en mis músculos. Rejuvenecido y alerta gracias al espíritu del agua. Ahora entiendo porqué le llaman al Janzu la terapia del renacimiento. No sé si sea algo universal, pero decididamente creo que debería de ser algo que todos tratemos al menos una vez.  Le agradezco a Arturo su indispensable participación en mi experiencia Janzu y espero que pueda repetirla en el futuro muy próximo.

maiavespa_sheraton_vallartalifestyles_portadamaiavespa_sheraton_vl1

 

Food 4 Thought, Self-improvement

EP045: El Soundtrack 49

Pues llegó el día. El día en que me coloco en la antepuerta del quinto piso como edad cronológica, aunque internamente, aseguraría que mi edad enegética es de 23 y de chingas vividas, de 60. De hecho, es verdad que así como dicen que algunos días son mejores que otros, lo mismo va para los años. Puedo dar fe de dos de mis mejores años: 1993 y 2010. Ambos años tienen todo que ver con el resurgimiento, con la esperanza y el optimismo de presenciar nuevas etapas, nueva vida. 2019 ha sido un año diferente, por primera vez mis retos han sido de índole física y de recuperación. Sin embargo, el año también ha sido de inicios increíbles y un precursor definitivo de nuevos puentes con la gente y con el negocio. En estos momentos, me siento acelerado y vibrante, y como de costumbre, reflexivo. Creo que mi beat, mi evolución actual como resultado de mis decisiones pasadas trae una banda sonora que decididamente incluirá los siguientes tracks:

1.- Here comes the rain again, Eurythmics. Puedo contar con los dedos de una mano mis cumpleaños en los que no ha llovido. Siempre me dicen que la lluvia es signo de abundancia, quizás por eso la danza de la lluvia o los “rainmakers” son tan venerados. Pues bueno, el verano fue un interminable horno pero tan pronto inició septiembre y enseguida las lluvias llegaron. Nunca he tenido una fiesta de cumpleaños en la que la lluvia no sea un factor modificante. OK pues venga, que llueva y llueva, ya era necesario.

2.- Está allá, Laura Pausini. ¿Está el vaso medio lleno o medio vacío? ¡A quién le importa! Si te alejas un poco del vaso podrás ver una jarra llena de agua o una llave lista para llenar cualquier recipiente. Los límites existen y saber dónde, cuándo y para quién van drigidos a veces más bien te liberan y te catapultan, ahora más que nunca entiendo que la canción es uno mismo y la vida es el danzante; es ir llevando el verano en el corazón… ¡a estallar nuestra luz!

3.- For you, Rita Ora/Liam Payne. Se me eriza la piel cuando escucho esta rola. Todo el tiempo perdido pensando que el amor se encontraba en alguien más, que la felicidad depende de mi persona pero estando con otra. Todo lo que esta canción dice, todo lo que comunica me llegó profundo al momento que entendí que el mensaje que tanto me llegaba se trataba de mi. Esperándome una vida a mi mismo, nunca en busca de mi propio amor, de sentirme menos merecedor hasta que entendí que ese nuevo valor que le asignan a la fama y al pseudo liderazgo es una ilusión salida de un miniteclado o de una videocam. La verdadera realidad, la total conciencia reside en la medida en que vas dedicando tu energía y tiempo a lo que más amas tú. Feliz de tu vehículo de expresión y de experiencia: tu cuerpo. Celebrando tu medio de percepción de la naturaleza: tu espíritu. Honesto en tu conector humano: tu voz.

4.- Praise you, Hannah Grace Mucho han pasado juntos, mi cuerpo y mi corazón. Es hora de reciprocarlos con placer y con gozo. Así que escuchar más a mis necesidades físicas y afectivas es ir agradeciendo el sistema de apoyo que me brindan quienes me aman y me rodean cada día con su calidez y honesto cariño. Ahora sí, a comer más chocolate y si es acompañado, ¡pues qué mejor!

5.- Animal, Hello Seahorse! Exclama Denisse: “¡Ay qué tristeza!”. Seguir atacándose así, mantener las heridas abiertas, perdida la calma original, afilando los colmillos, sacando maestría para castigar… nadie ganará. Como un animal, de padres a hijos, de amantes a amantes. Dejando pedazos de gente regados por todos lados. Por años y años. Esto debe y va a parar ya. Ni de aquí pa’afuera ni de afuera pa’acá dentro. El animal que lame sus heridas es el que viene del combate, así como el animal más bello es el que habita libre en su reino y no disecado en propiedad de alguien.

6.- Calma antes de la tormenta, Soraya Segunda parte a la lluvia que cada año bautiza este día. Constantemente me llega el escalofrío de que la(s) persona(s) que más amo se despida(n), desaparezca(n). ¿Porqué? Porque así lo he vivido. Mi primer crush cuando tenía 18 años un día fue y se quitó la vida. Viví una tormenta interior, no sabía ni qué hacer, en total desconcierto y soledad tuve que afrontarlo ya que era algo muy secreto. Poco sabía que esta situación se iba a repetir una y otra vez a lo largo de los años. No en la muerte física tal cual, pero sí en la muerte del amor y el dolor de que una persona con la que tuviste tanta cercanía, tanta intimidad, de un día para otro se convierte en un total extraño. Entiendo ahora que las personas entran a tu vida para enseñarte lecciones sobre ti mismo y sobre el mundo que te rodea; sobre la ternura y la fragilidad e igualmente sobre el carácter y la crueldad. Recuerdo un regalo que me hiciera mi madre un día en un cumpleaños previo: era un corazón rojo, muy rojo en relieve metálico y me escribió una nota en la que me decía cómo desearía que yo tuviera un corazón así, flamante y brillante… intacto. Pero sabiendo ella que eso era virtualmente imposible, me recomendó que lo mejor era verlo como si fuera una foto, sabiendo que ese mismo corazón está aquí, que es el mismo que hoy tengo pero así como un rostro, él ha cambiado con el tiempo.

Así que en este punto, supongo es cuando esta gran aspiración me llega más fuerte y directa: Cuando no tienes nada de qué avergonzarte, cuando sabes perfectamente quién eres y conoces tus verdaderas convicciones, entonces estarás situado en sabiduría.

¡Bienvenidos 49! Sin nada qué demostrar y todo por vivir. Con mi cuerpo como una franca invitación a tener lo mejor que la vida ofrece y el corazón latiendo y listo para cualquier tormenta, por más cruda que sea. Al final, supongo que a quien realmente amas y quien realmente te ama sólo estará en tu coincidencia de tiempo y espacio limitadamente, pero después de aquí, después de Tierra, tengo fe de que seguro habrá una nueva reunión. Mientras tanto, los mejores momentos al lado de mis almas gemelas serán vividos y serán recordados mientras mi mente y corazón tengan el gran privilegio de la lucidez.

heart2

Cultura Pop, Food 4 Thought, Life Adventure, People, sociedad

EP:042 Infidelidad ver 2.0

Phone sex, sexting, instant messaging, chat rooms, live web cams, sitios online de ligue, mundos virtuales en línea, intercambio de fotos y videos en vivo, sin mencionar Skype, Facebook, Instagram, Twitter— no hay fin a la lista de los nuevos retos que enfrentan las parejas desde hace una docena de años.  Ahora que existen todas estas variantes, hombres y mujeres por igual navegan el internet en busca de un escape de sus relaciones maritales o noviazgos.  No tienen que tocarse, pero pueden estar horas y horas de muchos días metidos en un conversaciones o video llamadas hasta virtualmente olvidarse de que tienen una pareja en el mundo real.  No es de extrañarse porqué las relaciones de hoy son tan frágiles, tan listas al quiebre.

Muchos de los transgresores se defienden con el argumento de que “no creen que sea poner los cuernos ya que no ha habido contacto físico”, y en efecto, las leyes no contemplan esto todavía de forma rigurosa.  En Estados Unidos dicen que este tipo de conductas no serán consideradas como adulterio a menos que se demuestre que hayan determinado la causa principal del divorcio.  Para echar más leña al fuego, se ha visto que el número de mujeres cometiendo estas infidelidades ha aumentado de tal forma que ya es igual de probable que cualquier parte se vea causando el fin de una relación.

Se han creado nuevas apps como el Snapchat, en las que los mensajes, fotos y videos se borran después de haber sido vistos, aunque, no estarán borrados del todo ya que si existiera una orden judicial, la app estaría obligada a mostrarlos para un litigio puesto que sí los tiene en sus archivos.  Aparte de esto, la app permite tomar screenshots o pantallazos de lo que se está mostrando, lo cual implica un nivel de riesgo también en cuanto a dejar rastros concierne.  Viendo estas limitantes del Snapchat, el mismísimo panelista del Shark Tank, el millonario Mark Cuban, mandó desarrollar una app similar llamada CyberDust, con la diferencia que en ésta los contenidos sí son de hecho permanentemente borrados de todo lugar y aunque sí permite tomar un screenshot, la app notificará al que envía si esto es algo que su interlocutor hizo.  Al parecer la secrecía y anonimatos de quienes comunican contenidos sensibles es algo que la tecnología se está tomando muy en serio, y el show no se detiene ahí:

Estaba leyendo un artículo que describe cómo en el futuro, la tecnología estará ofreciendo métodos para que pueda existir la estimulación física que hoy falta en el ciber-adulterio.  Se está desarrollando un producto llamado “Mojowijo”, el cual es un juguete sexual con control remoto el cual permite a una persona generar estimulación en el órgano sexual de otra desde una locación distinta.  Este dispositivo tendrá versiones para cada género.  Asimismo, se encuentran en etapas experimentales otros tipos de estimuladores remotos, como sábanas y artículos de ropa que tendrán una función similar al Mojowijo.

Así que el futuro se ve brillante para los infieles y para los abogados de lo familiar por igual, puesto que estas barreras del no-contacto serán derribadas y habrán aún más recursos legales para proceder las demandas de divorcios con causa.  Sin embargo, mucha gente se sigue preguntando si más allá de lo legal, estoy hablando ahora del terreno moral, la ciber infidelidad constituye una falta a su compromiso de pareja, partiendo claro está, de que nunca haya habido ese contacto físico.  La verdad de las cosas es que lo que se ha visto con frecuencia en parejas que enfrentan esta problemática es que si bien no hay ese contacto, a veces los engañados hubieran preferido que sus parejas tuvieran un acostón de una noche que terminara esa tentación a cambio de la infinidad de horas de ausencia emocional y física que vivieron durante esta experiencia.  También notaron que la actividad sexual de su relación disminuía considerablemente ya que ésta se estaba llevando a cabo frente a una webcam.  Finalmente, era casi una constante que quienes tenían una ciber relación de infidelidad terminan tarde o temprano haciendo contacto físico con la otra persona, no importa qué tan lejos vivan uno del otro.

Supongo que si alguien se pregunta si está cometiendo una falta o un adulterio al engancharse en una relación ciber sexual debería dejar de preguntárselo a sí mismo y más bien consultarlo con su pareja, preguntarle a su pareja qué piensa al respecto.  Si el navegar sitios de porno, de ligue, de video chats con o sin costo, sería considerado por su pareja como una falta a la relación.  Y bueno, ya en esos menesteres, creo que aparte de esa consulta la otra debería ser a sí mismo y figurar cuál sería su propia respuesta suponiendo que su pareja viniera a hacerle la misma pregunta.  Es tan real ya lo que virtualmente sucede y es tan amplio el campo de área gris que en verdad me pregunto si durante las etapas de dating o dentro de los inicios de la relación deberían platicarlo las parejas creo que casi con un checklist de lo que consideran una falta porque el espectro que hay es bastante amplio.  Personas se molestan porque alguien acepta amistades nuevas en el facebook, porque tiene cuentas en más de una red social, o el pecado mortal: tiene más de una cuenta en una sola red social a la vez.  Otros consideran que subir selfies es una invitación, otros fiscalizan los participantes o lugares de imágenes compartidas en las que sus parejas aparecen o peor aún, se etiquetan.  Así que como dicen, si no quieres arrepentimientos pues que no hayan promesas porque quien acepta los celos es porque quiere los celos.

infiel

Food 4 Thought, mexico, People, Sin categoría

EP037 El mes del orgullo

ny pride

Junio es el mes del orgullo LGBTQ+ y en muchos lugares del mundo se celebra y se conmemora con un desfile cargado de convicciones: historia, tolerancia, alegría, escándalo y mucho más, para todos hay.  Claro que con todo y todo, hay aún demasiados grupos que se oponen a todo esto, grupos que si pudieran extinguirían por completo algo que nunca se va a callar, que nunca se va a marchitar.  Y es que negar la realidad no la desaparece, es más, nos hace preguntar el porqué hay tanta insistencia de la gente por gobernar la vida de otros.  Se me hace inconcebible que gente heterosexual prejuiciosa sea la autoridad que decide cómo la gente homosexual debe vivir.

Claro que tenía pensado escribir algo sobre el orgullo gay en este mes, pero ha cambiado en mi mente un poco el tema y el contexto de lo que iba a redactar desde que vi la noticia de un grupo de heterosexuales en Boston que solicitaron permiso municipal para llevar a cabo su desfile de “día de orgullo heterosexual”. Está de sobra que diga que esa marcha es totalmente innecesaria porque pues, según han expresado, piensan vestirse o desvestirse y hacer desmadre igual que lo hacen los gays en su desfile pero, ¿qué no hacen eso ya en halloween? ¿en carnaval? ¿en mardi gras?   Ellos lo defienden con la premisa de que “si ellos pueden, ¿porqué nosotros no?” y la respuesta es sencilla: ¡pues porque la gente heterosexual no ha sido oprimida con represalias sociales ni señalamientos ni mucho menos con cárcel o palizas públicas por ser heterosexual!  O sea, el matrimonio heterosexual tan sólo tiene como 4,000 años de existir ¿cierto? y nadie, ni siquiera la gente gay, ha tratado jamás de detenerlo o regularlo. Especialmente en México, siempre encuentras personas oponiéndose a que haya legalización del matrimonio mismo sexo, ¡han ido hasta el extremo de establecer un desfile y día de (defensa a) la familia! Querrán decir, de la familia que ellos desean tener, lo que sea que eso signifique.  La verdad es que ahora y de acuerdo al censo 2017 de la INEGI, tan sólo el 53.8% de los hogares mexicanos son tradicionales biparentales, por ende, la población generalmente sujeta a prejuicio y señalamiento social se encuentra en el 18.0% formado por hogares monoparentales y más fuerte aún, en el 28.1% catalogado como “otros hogares” mismo que más crecimiento está teniendo de todos. Aquí es donde está todo el colorido del arcoiris; parejas sin hijos, parejas mismo sexo con o sin hijos, hogares de un solo miembro, hogares de más de dos adultos sin hijos, entre otros.

Recuerdo el día de la masacre en Orlando del “Pulse” precisamente en el mes del orgullo del año 2016.  Veía incrédulo la noticia, fue una coincidencia que mi madre estuviera a mi lado.  Las lágrimas fueron inevitables y cuando empezaron a pasar los rostros y nombres de cada una de las 50 víctimas que murieron tomé su mano en doloroso silencio, ella me miraba sin saber qué hacer ni qué decir.  Fue ahí cuando más contundente me llegó el mensaje: si pudieran, habría una purga, un exterminio, habría muerte.  Tal como la hay en muchos países árabes, tal como la hay en Chechenia o en Rusia… o en México. En nuestro país se registran en promedio 381 personas asesinadas al año por ser o ser percibidas como del grupo LGBT.  Este número no disminuye, se incrementa cada año que pasa;  lo cual me hizo querer escribir acerca del origen de este movimiento de “orgullo gay”, porque ese desfile que vemos cada año lleno de gente vestida de todas maneras, escanadalosa, que más bien parece que está de fiesta, tiene un origen más oscuro de lo que parece.

El inicio del movimiento gay empezó de manera oficial en 1970, cuando ser gay era penado por la ley.  Sin embargo, lo que marcó su origen fue un incidente ocurrido el 28 de junio de 1969 en este lugar:

stone

Este era el “Stonewall Inn” en Greenwich Village en Manhattan, un bar gay acostumbrado a las redadas de la policía y el subsecuente encarcelamiento de sus clientes, hasta que en esa noche de junio las cosas fueron algo diferentes a la rutina. Esa noche la clientela del Stonewall, unos 200 parroquianos enfurecidos ya por la discriminación, se resistieron a su arresto y explotaron en un levantamiento contra los policías que recibieron una dura lección sobre la frustración que conllevaba formar parte de la comunidad LGBT en ese momento.

Estas revueltas no se detuvieron y fueron estas personas quienes iniciaron esta lucha que no termina de ganarse por completo pero que ha heredado a nuevas generaciones un momento de mayor aceptación o al menos en ciertas latitudes, uno exento de persecución y de vergüenza.

pride70

En efecto, jóvenes de 28 años hoy se reúnen en dinner parties o cocktail parties sin pensar que hombres gay de 60, cuando tenían 28 años iban más bien a funerales tan frecuentes como 2 ó 3 a la semana.  Ellos no sólo lamentaban la partida de sus amigos sino también la negación de la población heterosexual a un problema que los estaba matando alrededor del mundo. Esta indiferencia era particularmente álgida para quienes eran conscientes de esta injusticia y a pesar de su compasión preferían guardar silencio y alinearse al estándar, a lo que otros (iglesia, políticos, familiares) dictaban como la “normalidad”.

La epidemia de VIH y Sida fue la que marcó una transformación al movimiento, especialmente en 1987 cuando se fundó en Estados Unidos la coalición gay “Act Up” la cual tuvo una lucha sin cuartel para que las farmacéuticas hicieran accesibles los precios del AZT, la única medicina conocida a ese momento contra los síntomas del sida.  (El tratamiento era vendido por $10,000 dlls anuales y por una sóla farmacéutica, Burroughs Wellcome).  Eran constantes las manifestaciones y los arrestos de decenas de partidarios por todo el mundo ya que Act Up trascendió fronteras a pesar de que se autodefinía como una red anarquista y sin líderes.  Una de sus más impactantes acciones contra el sistema fue lo que ellos nombraron como el Día de la Desesperación.  Fue el 22 de enero de 1991 cuando se colaron en un estudio de la CBS a gritar “Luchen contra el SIDA y no contra los árabes!” mientras que la Operación Tormenta del Desierto tomaba los encabezados del momento. Adicional a este incidente, hubieron otros más coordinados de forma simultánea que finalmente le dieron su nombre al día y una proyección a la organización que hizo visible la problemática para todos.

Estos hechos fortalecieron las marchas gay en Estados Unidos, en Francia, en España por lo que la cantidad de participantes vestidos en todo tipo de atuendos implicaría un mensaje de tolerancia universal: independientemente de cómo me veo, ¿me vas a tolerar?  Este concepto se extiende a muchas minorías, pero en la paleta de colores LGBTQ+ esto define el origen de la bandera que las representa.  Antes de la emblemática bandera del arcoiris y hasta 1978, era un triángulo rosa la simbología que denotaba a la comunidad, incluso a pesar de haber sido la macabra insignia utilizada por los nazis en la Segunda Guerra para discriminar, secuestrar y luego asesinar a la gente gay en sus campos de concentración. Precisamente lo inapropiado del triángulo rosa como símbolo LGBTQ+ originó a que un artista de nombre Gilbert Baker creara la primera bandera gay para utilizarse en San Francisco en la marcha organizada por el ahora icónico Harvey Milk.  Aunque esa bandera tenía ocho colores, la que se usa en la actualidad trae casi siempre seis, mismos que representan una idea cada uno: rojo por la vida, anaranjado por la salud, amarillo por la luz del sol, verde por la naturaleza, azul por la armonía y el morado por el espíritu. La bandera de Baker añadía rosa por sexualidad y celeste por las artes.  Asimismo, estos colores representan el espectro del tejido social de las minorías y más que añadir etiquetas, busca la visibilidad y la identidad de las personas a no sentirse solas y a atreverse a ser ellos mismos y sobre todo, a saber que son dignos de amor y pertenencia. Liberados de cualquier sentido de vergüenza o culpabilidad por ser quienes son y empoderados por su comunidad para decirle a cualquier intruso prejuiciado: “¡detente ahí, tú no vas a venir a agüitar mi desfile!”

Si la gente heterosexual quiere su día de afirmación, creo que hay muchas causas por las que pueden luchar: la violencia intrafamiliar, los derechos de aborto o los de control de natalidad, el asesinato de reporter@s, la proliferación del secuestro y sobre todo, la impunidad de tanta gente que roba, que abusa, que viola, que asesina. Esos serían logros y luchas a respetarse, es más, estoy seguro que mucha gente LGBTQ estaría dispuesta a unírseles. Pero el privilegio histórico y adjudicado no se celebra, no se presume. Se usa como palanca para levantar a la sociedad hacia el progreso que debe traer la evolución de la humanidad.

pulse

Cultura Pop, Food 4 Thought, People

EP035 Pop Real

Por muchos años fui fan, defensor y precursor del fenómeno diva pop que conocemos como Madonna.  Tanto así que me sé no sólo los nombres de cada canción de todos sus discos sino hasta el orden en que van a ser reproducidos.

No la vi en vivo sino hasta su Sticky and Sweet tour en Houston, Texas por ahí del 2008.  Recuerdo que pocas veces había sentido tanta expectativa por ver cantar a alguien en vivo. El show para nada me decepcionó, aunque sé que no le llegaba a lo que habíamos visto antes en Confessions on a dance floor del 2006.  Es más, no creo que haya nada que iguale al concierto ligado a ese disco, en mi debatible opinión, el mejor de ella.

Cuando llegó el disco MDNA, también fui a verla en vivo a Miami, y ahí sí pensé que el concierto nos ofreció partes muy buenas, otras no tan buenas y algunas más verdaderamente olvidables.  Muchos críticos de música opinan que ese ha sido su peor álbum. (Para un servidor, creo que American Life es todavía peor).  Después de un par de años, Madonna trató de explotar un concepto en el que la mitad de su disco serían canciones “rebeldes” y la otra mitad serían canciones “del corazón”; en otras palabras, “Rebel Heart”.  Ok, aquí es donde las cosas para mi ya dejaron de ser “re-invención” y más bien se trató de seguir indistintamente a quien estuviera en la cúspide de la creatividad musical del momento. Madonna eligió y buscó a quien la maquinaria de la popularidad estuviera obedeciendo para así colgarse de su sonido y aportar una colaboración formulada para el éxito.  Esto ya lo venía cocinando desde Hard Candy (Pharrel, Kanye West, Justin Timberlake, Timbaland y en MDNA (Martin Solveig, William Orbit, M.I,A, Nicki Minaj).  Toda esta gente eran los que determinaban el sonido musical en ese año ya sea en electrónica, pop o hip hop.  Sin embargo, en Rebel Heart es donde vi de plano un abuso de esto dejando atrás ese concepto con el que crecí respecto a Madonna: la artista pop que definía el sonido que escucharíamos todos en la escena musical por los próximos años.  Lo hizo por todos los 80’s (Like a Virgin, Lucky Star, True Blue), lo hizo aún mejor por todos los 90’s (Like a Prayer, Erotica, Bedtime Stories) y fue insuperable en los 2000s (Ray of Light, Music, Confessions on a dance floor).  En Rebel Heart vi un disco totalmente errático, el sonido era ecléctico pero nada cohesivo.  Aquí ella parecía la follower y no la trend setter y aunque el disco logró colocarse sólo por una semana en el número 1 de Billboard, los esperados No.1 singles no llegaron (Living for love alcanzó No. 1 en lista Dance únicamente) y su infame caída en su presentación en vivo televisada de los Brit Awards parecía un mal presagio.  No obstante, al final, la reina es la reina y no sólo se ha levantado de todas, ha sobrevivido exitosamente todas.  En Rebel Heart, donde el desfile de colaboraciones provenían de variadas influencias (Avicii, Nicki Minaj, Chance the Rapper, Diplo, Nas, Alicia Keys y Mike Tyson);  parecía que Madonna y sus productores habían diseñado estos tracks y los pusieron a prueba previamente con el público a ver cuál iba a ser lo más acercado al gusto general. Recordemos las filtraciones (?) de temas previos al lanzamiento y posteriormente los adelantos a través de la plataforma iTunes.

En su próximo disco programado a salir en junio 2019, la Madge se reinventa nuevamente adoptando un alter ego tal y como lo hicieron Beyonce con Sasha Fierce, Lady GaGa con Jo Calderone, Garth Brooks con Chris Gaines, o hasta el mismo Bowie con Ziggy Stardust.  Nos fue dosificando cuatro canciones de este nuevo disco llamado “Madame X” previo a su lanzamiento. De entrada vemos que tres de las cuatro rolitas traen colaboración en voz (Maluma, Swae Lee, Quavo) aparte de música de diseñador por Mirwais y Diplo.

No sé qué esperar del disco musicalmente hablando, pero comercialmente, es un hecho que lo que veremos será un sold out de su gira, habrán muchas descargas por internet de algunos de sus tracks, especialmente de aquéllos que vengan en versión remix.  En última instancia, Madonna es una empresa que tiene mucho branding y que fue construido por décadas y de la cual mucha gente hace dinero, por lo tanto, carretillas de dinero se van a invertir para que siga dando elevadas ganancias hacia el futuro. En consecuencia, el éxito está casi asegurado.  CASI.  Madonna es una marca como Vuitton, prestigiosa y establecida… pero vieja; por esa razón mientras más pasan los años, más atemporal es en sus diseños; se cuidan los detalles y se establece más su valor por su percepción de clase.  LV no busca ser la moda dominante, y aunque es una de las marcas de alto precio que más vende a nivel global, la marca siempre buscará prestigio antes que popularidad.  Creo que ese es el momento de la marca Madonna, pero es precisamente ese cajón del que ella desea alejarse. Esa persecución que trae la edad que amenaza su pérdida del coolness, de su vigencia.  Mientras que ha pasado toda su carrera re-inventándose, hoy vemos que los artistas que más atraen son aquéllos que se muestran tal y como son (e.g. Billie Eilish, Ed Sheeran, Adele, Dua Lipa, Shawn Mendes, Rita Ora, Drake).

medellin

En Madame X vuelve a buscar otra personalidad, más pangeica, más indefinible aún que las que ya le hemos visto. Mientras tanto, seguimos viendo conductas rebeldes, a veces erráticas, en su vida personal.  Conductas que pocas veces vemos en personas de 60 años y esto es lo que la vuelve headliner cada día que así lo desee, más o menos como Donald Trump. Habrán detractores que le critiquen su incongruencia de edad versus comportamiento, como si hubiera un código de conducta para cada década de edad pero aquí es cuando ella sale ganando: ¿porqué nadie debería comportarse como los demás esperan sólo por tener una determinada edad? Y esto aplica a todas las edades en general y que ella lo defienda con su propia experiencia y vida es lo que la hace tan valiosa como ícono pop contemporáneo.  Es en el aporte musical donde las cosas son diferentes y donde la evolución se demuestra.  En el caso de esta diva es fácil entender porqué sus críticas tienden a invadirle simultáneamente ambos terrenos, el personal y el musical, ya que es tanta la exposición y la evidente sed de popularidad. Alguien comentó en un foro: “¿porqué si Cher es más vieja que Madonna a ella le siguen echando porras y la adoran y nadie la critica igual y sigue llenando sus conciertos?”  Supongo que la respuesta es que Cher no mendiga y mucho menos exige su popularidad. Hay discos recientes de Cher que salen al mercado sin una pizca de publicidad y que ofrecen una calidad musical representativa de ella. Ejemplo muy claro de esto es el disco de covers Abba de 2018, Dancing Queen,  o incluso su anterior, Closer to the truth (2013); ambos con canciones que seguro no son del agrado de todos pero que son fieles al concepto que los fans tienen de Cher y que le llenan sus presentaciones por igual.

Nada me gustaría más que ver un éxito en Madame X, que sus rolas me impresionen y quiera escucharlas una y otra vez. De entrada, de las cuatro canciones que ya nos compartió sólo me han gustado dos, “Crave” y “Future”; quizás porque suenan como canciones de Rita Ora y de Rihanna, respectivamente.  Quizás lo que realmente quiero decir es que, antes que a Madame X,  por una vez en la vida y después de tantos años me gustaría ver y escuchar a Madonna Louise Ciccone tal cual, como ella es… o más bien ¿cómo ella sería?

People, Self-improvement

EP021 ¿Accidente o Vicio?

Estaba viendo esta entrevista con el ex-jugador de la NBA, Jay Williams. El jugaba para los Bulls y estaba en el top de su juego para cuando tenía tan sólo 21 años.  El relata cómo en su contrato laboral estaba estrictamente prohibido para los jugadores de los Bulls andar en cualquier tipo de motocicleta.  Jay Williams se describe a sí mismo a esa edad como un rebelde soberbio sin límites.  Así que lo primero que hizo fue, claro está, comprarse una moto y subirse e involucrarse en un accidente tan fuerte que no sólo lo dejó fuera de las grandes ligas del basquetbol, por poco lo deja fuera por completo de su movilidad.  Tardó mucho tiempo en recuperarse, al día de hoy es comentarista del deporte en la televisión.  La razón por la que está ahora teniendo el reflector es debido a la salida de su libro autobiográfico “Life’s no accident”.  Dentro de sus relatos, Jay identifica plenamente su inhabilidad para manejar el dinero que empezó a llegarle en abundancia y que escaló a convertirlo en una persona insoportable y arrogante, dicho en sus propias palabras, “no se estaba convirtiendo en el hombre que él quería convertirse.”

Mientras tanto, estuve la semana pasada en el cine viendo la última película de Joaquin Phoenix, “No te preocupes, no irá lejos”, basada en la vida del caricaturista John Callahan, quien después de una vida de alcoholismo extremo y de un grave accidente que lo deja parapléjico, decide cambiar su vida y transformarla en algo más trascendental, no sólo en función de su actividad creativa como caricaturista, sino como guía para otras personas envueltas en espirales auto-destructivas como la que él mismo vivió.

Qué increíble es ver cómo las cosas que definen nuestro presente en un momento dado pueden ser totalmente opuestas en otro momento de vida.  Jay Williams decía a sus 21 años que su carrera profesional como jugador de futbol americano lo definía, era su vida, mientras que ahora él reconoce que lo que lo regía era su soberbia y su ambición.  John Callahan estuvo totalmente gobernado por el alcohol y después de su accidente lo que definía su vida era la supervivencia.  Encuentro personas que toman orgullo en algo y subordinan su vida a ese concepto o valor. Aquí una lista de algunas de las cosas que personas piensan es lo que los define: (interesante es ver que frecuentemente lo que comunican es una tapadera del verdadero concepto oculto detrás.  Esta dinámica transforma la aspiración del ser en un fantasma al cual persiguen y rara vez alcanzan.)

+ Su trabajo o profesión            + Su status jerárquico o corporativo

+ Su familia                                  + Su apellido

+ Su salud                                     + Su cuerpo

+ Su relación                                + Su codependencia

+ Su dinero                                   + Sus deudas

+ Sus virtudes                              + Sus vicios

+ Sus metas                                  + Su discapacidad

+ Sus logros                                  + Sus fracasos

+ Su talento                                  + Sus reconocimientos

+ Su religión                                 + Sus dogmas

+ Su popularidad                          + Sus seguidores y likes

+ Su sexualidad                            + Su decepción

+ Sus amigos                                + Su soledad

Nada es permanente, especialmente un status quo mental; pero ¿qué se necesita para cambiarlo? ¿Un accidente casi mortal? ¿una gran pérdida? ¿una bancarrota? ¿éxito desmedido o una repentina gran fortuna? O en otra instancia aún más profunda, ¿alguna otra persona como agente de cambio o disruptor? Esto último puede funcionar en doble sentido ya que podría la influencia de alguien llevar a otra persona a la excelencia o a las penumbras.  Y es que es eso que uno siente como algo tan importante en su presente mental lo que puede estar deteniéndote o alimentándote.  Pensamos que vamos haciendo lo mejor que podemos de la vida pero ¿quién nos dice si es así? ¿quién desde afuera y sin sesgos nos dirá si en efecto parece ser que lo que hacemos es lo mejor? Más aún, ¿a quién le importaría?  En algún lado leí una vez que el amor es una brújula pero el corazón es el faro que alumbra el camino.  Supongo que lo que que muchas veces niega la verdadera brújula de nuestra vida es la incapacidad de discernimiento y elegir creer en mentiras aún cuando sabemos que lo son. El vicioso defiende sus vicios y el mañoso defenderá sus mañas pero hasta los vicios pueden resultar ser accidentes y creo que no necesariamente lo serían si lográramos visualizarlos con claridad y lucidez a manera de lecciones para continuar el juego de vivir.