Cultura Pop, Food 4 Thought, la experiencia humana, People, sociedad, vida

EP128: Dating 2023

¡Feliz día del amor y la amistad! Y para celebrarlo, me guardé este tema por un buen rato y así ventilarlo en este día tan especial y ad hoc para el contenido que sigue.

Estamos conscientes de que la tecnología ha revolucionado el negocio de las citas re-nombrando comportamientos y creando otros más en la era de la modernidad del siglo XX1.

Todos hemos escuchado hablar del «fantasmeo» (ghosting), del «acecho» (stalking), de «impostores» (catfishing) cuando se trata de ligar. Hemos usado para estos efectos apps tradicionales como el Facebook, Whatsapp, Twitter, Snapchat, Instagram y algunos hasta se han atrevido a usar el LinkedIn para ello. Algunas murieron en el intento como MySpace, Vine, Friendster, Google+, Ping y una que se llamaba Eons, la cual tenía el requisito de ser menor de 40 años de edad para ser admitido.

Luego salieron unas apps más enfocadas: Tinder, eHarmony, OKCupid, Hinge. Pero luego se empezaron a enfocar a nichos perfilados: Match (para gente mayor), Her (para mujeres gay), Grindr (para hombres gay), Blk (para gente de color), The League (para profesionistas), Feeld (para fetichistas) y hasta JSwipe, Christian Mingle y Salam (para gente que busca salir con personas de religión afín).

Hasta parecería que no conocer a alguien ya es una voluntad propia. Por si fuera poco, aparecieron nuevas apps en los últimos cinco años que han tomado preponderancia como Tik Tok, Reddit, Telegram, Twitch, y hay algunas que hasta versión especial para teenagers tienen (e.g. Yubo, Skout, MyLOL).

Con tantos caminos para conocer a su Valentine, era de esperarse que surgieran ciertas conductas que ayudan o estorban en la demandante labor. Ya mencioné algunas de ellas, aquí comparto unas nuevas que me sacaron de guardia, a ver qué les parecen:

  1. Zombiar: Dicen que si alguien te fantasmea, lo mejor es respetar a los muertos y dejar las cosas en paz. Pero ¿qué pasa cuando un fantasma regresa de ultratumba a buscarte como si nada hubiera pasado? Ese es alguien que te está «zombi-ando» y lo mejor es correr y resguardarse.
  2. Algunas apps como el Hinge permiten a los usuarios mandar mensajes de voz a sus pretendientes y también añadir un audio de presentación a su propio perfil. Esto ha causado una variante al «catfishing» (usar una identidad falsa) llamado «voice-fishing«. ¿En qué consiste? En aras de impresionar al oyente, el usuario utiliza una voz sexy modificada natural o electrónicamente. ¡Si tan sólo hubiera existido esto hace veinte años!
  3. La técnica del «Masterminding» es algo más compleja y para ser honesto, un poco atemorizante. Consiste en llevar el «stalking» a un nivel superior, investigando de más y entre tantas redes sociales a tu crush para luego aparecerte milagrosamente por una semana consecutiva en el Strabucks cercano a su trabajo hasta que cruzan palabra. Después resulta que tienen muchas cosas en común y que coincidentemente, ambos disfrutan la comida japonesa y les gusta la misma película de Marvel. Se necesita dedicación para esto, pero como Taylor Swift dice en su canción del mismo nombre, hay que construir bien los cimientos antes de conocer a tu chambelán.
  4. El Hey-ismo. ¿No te enerva cuando tienes un chat con alguien y lo inicias con un «hey» que es contestado con otro «hey» y luego ya sólo te responden una linea por ahí de «cool» y al día siguiente recibes un texto en el mismo chat con un «heyyyy» y luego nada por otro día, como si estuviera manteniendo las cosas vigentes por si acaso. (Ojo: mientras más «y» traiga un «hey», más falsa es esa conversación, mejor déjalo en «hey» visto)
  5. En épocas de «estanflación», todo está subiendo menos los salarios. Por esta razón, se ha visto que muchos solteros han preferido no aceptar invitaciones a salir debido a la situación financiera por la que atraviesan (47% de los solteros de acuerdo al reporte de tendencias 2022-2023 de la app eHarmony). Entonces surge el término «infla-date«, o sea, salir en citas menos onerosas dados los precios de restaurantes y gasolinas. Casi la mitad de los milenials y de los GenZ han cambiado sus lugares sugeridos para salir en una primera o segunda cita, inclinándose más por un café y un paseo en un parque o centro comercial que a una cena de manteles largos. ¿Las ventajas del infla-dating? Disminuye la presión sobre si la cita no sale bien al menos no hubo una inversión que duela en el bolsillo y de esta manera, darse nuevas oportunidades con mayor frecuencia. Por otro lado, si la cita fue buena, se fomenta una conexión más cercana y seguramente más divertida.
  6. «¿Estamos saliendo con el mismo?» Esto involucra a una de las apps más tradicionales en el mercado: el Facebook. Hace unos años y en aras de contar con un foro de apoyo mutuo, un grupo de mujeres en Nueva York crearon un grupo de FB en el que podían anónimamente compartir con quién estaban saliendo para que así las demás pudieran saber si su pareja las tenía en exclusiva o no. El experimento funcionó y ahora hay un grupo de éstos casi en cada gran ciudad.
  7. «Orbitar«. Básicamente es un comportamiento subsecuente al fantasmeo: No hay más contacto significativo pero visitan tu Instagram diariamente y no se pierden una sola de tus historias.

Y éstos son sólo unos cuantos. Dating en el siglo XXI… con razón tanta gente prefiere quedarse en su casa. Pero bueno, una frase más de mis tiempos derrota todo: si algo no valiera la pena, nadie lo intentaría. Seamos valientes y vulnerables a la vez…¿qué no es así Cupido?

Nuevamente, ¡¡¡Feliz Día del Amor y la Amistad!!! Let’s be someone’s Valentine!!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s