Cultura Pop, Experiencias de vida, Food 4 Thought, musica

EP049: Disco!

Bueno pues al término de septiembre me tocó ir a ese baile que hacen una vez al mes en Monterrey llamado “Rolando los Años”. Diseñado para personas que gustan de la música disco principalmente con algunos toques de ochentas y noventas ocasionales. Se lleva a cabo en un local super amplio en el que cualquier quinceañera o novia le gustaría su evento sucediera.

rolando los años

Soy un fan confeso de este placer culposo desde hace varios años ya, la música Disco es mi debilidad y con todo y rodilla en recuperación no pude resistirme a “ponerle fuego a la pista” como se decía antes en aquel programa llamado “Fiebre del 2” con Fito Girón y Chela Braniff. Este era de alguna manera el “Soul Train” mexicano y sucedía en un estudio que simulaba la pista de baile del “Odissey” en la cual Tony Manero nos mostraba sus mejores pasitos disco.

fever night

fiebre del dos

fiebredel dos

Aunque yo tenía tan sólo 8 años de edad cuando la música Disco estaba en su apogeo y por ende no podía visitar ningún lugar así, o incluso ver la película de “Fiebre de Sábado por la Noche” en el cine, yo veía de pronto imágenes y escuchaba la música y mi mente viajaba en total imaginación infantil y magia musical. El disco LP de esa película fue de mis primeras posesiones individuales de niño y fue comprado TRES veces a lo largo de mi vida: dos veces en vinyl y una en CD. El primero lo puse tantas veces que al final tan pronto ponía yo la aguja de la tornamesa encima del disco y se corría toda hasta el final del lado ya del desgaste de esos surcos. Ese disco venía en formato doble y era un álbum, o sea, se podía abrir para desplegar todas las fotos alusivas a la película. Era un viaje mental para un chavito como yo que sólo podía imaginar cómo sería bailar ahí. En verdad no pensaba uno para nada en el factor alcohol, drogas o sexo inherente al movimiento musical que el Disco representaba. Yo sólo quería estar ahí, ver esas luces en el techo y sobre todo en la pista, caminar en esas luces como si flotara en una extravagancia escénica y siempre con Donna Summer cantando “Last Dance” o “Bad Girls”. Ese fue mi sueño nunca hecho realidad en un local así. Yo no vi “Fiebre de Sábado por la Noche” sino hasta que tuve unos 15 años y tuve que ir a verla a un cine de esos que sólo tenían una pantalla de proyección y por ende, ya no existen. Al día de hoy la he visto unas 20 veces sin duda. Así que cuando he ido a este baile que comento, pues simplemente la música se apodera de mi, no me importa si hay o no alcohol para beber, yo sólo quiero bailar. Pocas veces he ido acompañado, pero a quienes les ha tocado ir conmigo no me dejarán mentir al decir que simplemente no paro de brincar y bailar toda la noche. Y de pronto creo que ya no se puede poner mejor y ¡zas! otra rolita aún mejor me quita mi momento de descanso.

En algún momento tuve un álbum doble salido de una grabación en directo desde el mismísimo Studio 54. Era un mix non-stop y tenía las canciones que se me quedaron para siempre en la médula: “Instant Replay” de Dan Hartman, “In the Bush” de Musique, “I love the Night Life” de Alicia Bridges (que siempre pensé que era negra, ¡qué voz!), “Ring my Bell” de Anita Ward y claro, “I will survive” de la fabulosa Gloria Gaynor. Así que tuve en total 4 álbumes de los que disfrutaba cada canción y todas sus imágenes en el interior: Los ya mencionados “Fiebre de sábado por la noche” (el cual incluye mi canción favorita de la época, la inigualable “If I can’t have you” de Ivonne Elliman) y “A night at Studio 54” y también el de las películas “Thank God it’s Friday” y “Vaselina”, que aunque este último no era música Disco, era igualmente bailable y divertido.

Cómo me gustaría que hoy fuera así de nuevo, música alegre y desenfadada. Lo que veo hoy son cosas que buscan o hacer enojar o hacer brotar deseo sexual artificial. Pero bueno, supongo que de eso se trata el cambio de los tiempos y como en esa película y su track homónimo de presentación, gracias a Dios es viernes cuando Rolando los Años sucede porque así todo el día sueño y me preparo y me recargo de energía y vaya que vale la pena cada minuto. Me encanta que la gente que asiste no va a ahí a juzgar a nadie, sólo a divertirse y a pasarla bien. Nunca he presenciado una sola bronca o situación inusual porque todos estamos o bailando o viendo bailar.

Para mi, las canciones que siempre serán parte de mi soundtrack personal de esta época: “I’m coming out” de Diana Ross, “I feel love” de Donna Summer, “Fever Night” de los BeeGees, “Heaven must have sent you” de Bonnie Pointer, “Heart of Glass” de Blondie, “Your Love” de Lime, “Hit ‘N Run Lover” de Carol Jiani y “Designer Music” de Lipps Inc.; entre muchas otras. Pero eso sí, cada que las escucho obtengo una sonrisa instantánea. Todos mis LP’s de colección que tenía fueron un día regalados sin mi consentimiento un inadvertido día lo cual me entristeció muchísimo pero al menos esa nostalgia prevalece al escuchar mis CD’s o el Spotify con todos mis éxitos preferidos. Supongo que frecuentemente la vida se trata de sentir nostalgia y luego alegría de los bellos recuerdos que conforman tu copyright personal, con derechos muy, pero muy reservados.

Dedicado para mis aliados Disco Lovers, you know who you are…

diana ross

beegees

Food 4 Thought, mexico, People, Sin categoría

EP037 El mes del orgullo

ny pride

Junio es el mes del orgullo LGBTQ+ y en muchos lugares del mundo se celebra y se conmemora con un desfile cargado de convicciones: historia, tolerancia, alegría, escándalo y mucho más, para todos hay.  Claro que con todo y todo, hay aún demasiados grupos que se oponen a todo esto, grupos que si pudieran extinguirían por completo algo que nunca se va a callar, que nunca se va a marchitar.  Y es que negar la realidad no la desaparece, es más, nos hace preguntar el porqué hay tanta insistencia de la gente por gobernar la vida de otros.  Se me hace inconcebible que gente heterosexual prejuiciosa sea la autoridad que decide cómo la gente homosexual debe vivir.

Claro que tenía pensado escribir algo sobre el orgullo gay en este mes, pero ha cambiado en mi mente un poco el tema y el contexto de lo que iba a redactar desde que vi la noticia de un grupo de heterosexuales en Boston que solicitaron permiso municipal para llevar a cabo su desfile de “día de orgullo heterosexual”. Está de sobra que diga que esa marcha es totalmente innecesaria porque pues, según han expresado, piensan vestirse o desvestirse y hacer desmadre igual que lo hacen los gays en su desfile pero, ¿qué no hacen eso ya en halloween? ¿en carnaval? ¿en mardi gras?   Ellos lo defienden con la premisa de que “si ellos pueden, ¿porqué nosotros no?” y la respuesta es sencilla: ¡pues porque la gente heterosexual no ha sido oprimida con represalias sociales ni señalamientos ni mucho menos con cárcel o palizas públicas por ser heterosexual!  O sea, el matrimonio heterosexual tan sólo tiene como 4,000 años de existir ¿cierto? y nadie, ni siquiera la gente gay, ha tratado jamás de detenerlo o regularlo. Especialmente en México, siempre encuentras personas oponiéndose a que haya legalización del matrimonio mismo sexo, ¡han ido hasta el extremo de establecer un desfile y día de (defensa a) la familia! Querrán decir, de la familia que ellos desean tener, lo que sea que eso signifique.  La verdad es que ahora y de acuerdo al censo 2017 de la INEGI, tan sólo el 53.8% de los hogares mexicanos son tradicionales biparentales, por ende, la población generalmente sujeta a prejuicio y señalamiento social se encuentra en el 18.0% formado por hogares monoparentales y más fuerte aún, en el 28.1% catalogado como “otros hogares” mismo que más crecimiento está teniendo de todos. Aquí es donde está todo el colorido del arcoiris; parejas sin hijos, parejas mismo sexo con o sin hijos, hogares de un solo miembro, hogares de más de dos adultos sin hijos, entre otros.

Recuerdo el día de la masacre en Orlando del “Pulse” precisamente en el mes del orgullo del año 2016.  Veía incrédulo la noticia, fue una coincidencia que mi madre estuviera a mi lado.  Las lágrimas fueron inevitables y cuando empezaron a pasar los rostros y nombres de cada una de las 50 víctimas que murieron tomé su mano en doloroso silencio, ella me miraba sin saber qué hacer ni qué decir.  Fue ahí cuando más contundente me llegó el mensaje: si pudieran, habría una purga, un exterminio, habría muerte.  Tal como la hay en muchos países árabes, tal como la hay en Chechenia o en Rusia… o en México. En nuestro país se registran en promedio 381 personas asesinadas al año por ser o ser percibidas como del grupo LGBT.  Este número no disminuye, se incrementa cada año que pasa;  lo cual me hizo querer escribir acerca del origen de este movimiento de “orgullo gay”, porque ese desfile que vemos cada año lleno de gente vestida de todas maneras, escanadalosa, que más bien parece que está de fiesta, tiene un origen más oscuro de lo que parece.

El inicio del movimiento gay empezó de manera oficial en 1970, cuando ser gay era penado por la ley.  Sin embargo, lo que marcó su origen fue un incidente ocurrido el 28 de junio de 1969 en este lugar:

stone

Este era el “Stonewall Inn” en Greenwich Village en Manhattan, un bar gay acostumbrado a las redadas de la policía y el subsecuente encarcelamiento de sus clientes, hasta que en esa noche de junio las cosas fueron algo diferentes a la rutina. Esa noche la clientela del Stonewall, unos 200 parroquianos enfurecidos ya por la discriminación, se resistieron a su arresto y explotaron en un levantamiento contra los policías que recibieron una dura lección sobre la frustración que conllevaba formar parte de la comunidad LGBT en ese momento.

Estas revueltas no se detuvieron y fueron estas personas quienes iniciaron esta lucha que no termina de ganarse por completo pero que ha heredado a nuevas generaciones un momento de mayor aceptación o al menos en ciertas latitudes, uno exento de persecución y de vergüenza.

pride70

En efecto, jóvenes de 28 años hoy se reúnen en dinner parties o cocktail parties sin pensar que hombres gay de 60, cuando tenían 28 años iban más bien a funerales tan frecuentes como 2 ó 3 a la semana.  Ellos no sólo lamentaban la partida de sus amigos sino también la negación de la población heterosexual a un problema que los estaba matando alrededor del mundo. Esta indiferencia era particularmente álgida para quienes eran conscientes de esta injusticia y a pesar de su compasión preferían guardar silencio y alinearse al estándar, a lo que otros (iglesia, políticos, familiares) dictaban como la “normalidad”.

La epidemia de VIH y Sida fue la que marcó una transformación al movimiento, especialmente en 1987 cuando se fundó en Estados Unidos la coalición gay “Act Up” la cual tuvo una lucha sin cuartel para que las farmacéuticas hicieran accesibles los precios del AZT, la única medicina conocida a ese momento contra los síntomas del sida.  (El tratamiento era vendido por $10,000 dlls anuales y por una sóla farmacéutica, Burroughs Wellcome).  Eran constantes las manifestaciones y los arrestos de decenas de partidarios por todo el mundo ya que Act Up trascendió fronteras a pesar de que se autodefinía como una red anarquista y sin líderes.  Una de sus más impactantes acciones contra el sistema fue lo que ellos nombraron como el Día de la Desesperación.  Fue el 22 de enero de 1991 cuando se colaron en un estudio de la CBS a gritar “Luchen contra el SIDA y no contra los árabes!” mientras que la Operación Tormenta del Desierto tomaba los encabezados del momento. Adicional a este incidente, hubieron otros más coordinados de forma simultánea que finalmente le dieron su nombre al día y una proyección a la organización que hizo visible la problemática para todos.

Estos hechos fortalecieron las marchas gay en Estados Unidos, en Francia, en España por lo que la cantidad de participantes vestidos en todo tipo de atuendos implicaría un mensaje de tolerancia universal: independientemente de cómo me veo, ¿me vas a tolerar?  Este concepto se extiende a muchas minorías, pero en la paleta de colores LGBTQ+ esto define el origen de la bandera que las representa.  Antes de la emblemática bandera del arcoiris y hasta 1978, era un triángulo rosa la simbología que denotaba a la comunidad, incluso a pesar de haber sido la macabra insignia utilizada por los nazis en la Segunda Guerra para discriminar, secuestrar y luego asesinar a la gente gay en sus campos de concentración. Precisamente lo inapropiado del triángulo rosa como símbolo LGBTQ+ originó a que un artista de nombre Gilbert Baker creara la primera bandera gay para utilizarse en San Francisco en la marcha organizada por el ahora icónico Harvey Milk.  Aunque esa bandera tenía ocho colores, la que se usa en la actualidad trae casi siempre seis, mismos que representan una idea cada uno: rojo por la vida, anaranjado por la salud, amarillo por la luz del sol, verde por la naturaleza, azul por la armonía y el morado por el espíritu. La bandera de Baker añadía rosa por sexualidad y celeste por las artes.  Asimismo, estos colores representan el espectro del tejido social de las minorías y más que añadir etiquetas, busca la visibilidad y la identidad de las personas a no sentirse solas y a atreverse a ser ellos mismos y sobre todo, a saber que son dignos de amor y pertenencia. Liberados de cualquier sentido de vergüenza o culpabilidad por ser quienes son y empoderados por su comunidad para decirle a cualquier intruso prejuiciado: “¡detente ahí, tú no vas a venir a agüitar mi desfile!”

Si la gente heterosexual quiere su día de afirmación, creo que hay muchas causas por las que pueden luchar: la violencia intrafamiliar, los derechos de aborto o los de control de natalidad, el asesinato de reporter@s, la proliferación del secuestro y sobre todo, la impunidad de tanta gente que roba, que abusa, que viola, que asesina. Esos serían logros y luchas a respetarse, es más, estoy seguro que mucha gente LGBTQ estaría dispuesta a unírseles. Pero el privilegio histórico y adjudicado no se celebra, no se presume. Se usa como palanca para levantar a la sociedad hacia el progreso que debe traer la evolución de la humanidad.

pulse

Cultura Pop, Food 4 Thought, People

EP035 Pop Real

Por muchos años fui fan, defensor y precursor del fenómeno diva pop que conocemos como Madonna.  Tanto así que me sé no sólo los nombres de cada canción de todos sus discos sino hasta el orden en que van a ser reproducidos.

No la vi en vivo sino hasta su Sticky and Sweet tour en Houston, Texas por ahí del 2008.  Recuerdo que pocas veces había sentido tanta expectativa por ver cantar a alguien en vivo. El show para nada me decepcionó, aunque sé que no le llegaba a lo que habíamos visto antes en Confessions on a dance floor del 2006.  Es más, no creo que haya nada que iguale al concierto ligado a ese disco, en mi debatible opinión, el mejor de ella.

Cuando llegó el disco MDNA, también fui a verla en vivo a Miami, y ahí sí pensé que el concierto nos ofreció partes muy buenas, otras no tan buenas y algunas más verdaderamente olvidables.  Muchos críticos de música opinan que ese ha sido su peor álbum. (Para un servidor, creo que American Life es todavía peor).  Después de un par de años, Madonna trató de explotar un concepto en el que la mitad de su disco serían canciones “rebeldes” y la otra mitad serían canciones “del corazón”; en otras palabras, “Rebel Heart”.  Ok, aquí es donde las cosas para mi ya dejaron de ser “re-invención” y más bien se trató de seguir indistintamente a quien estuviera en la cúspide de la creatividad musical del momento. Madonna eligió y buscó a quien la maquinaria de la popularidad estuviera obedeciendo para así colgarse de su sonido y aportar una colaboración formulada para el éxito.  Esto ya lo venía cocinando desde Hard Candy (Pharrel, Kanye West, Justin Timberlake, Timbaland y en MDNA (Martin Solveig, William Orbit, M.I,A, Nicki Minaj).  Toda esta gente eran los que determinaban el sonido musical en ese año ya sea en electrónica, pop o hip hop.  Sin embargo, en Rebel Heart es donde vi de plano un abuso de esto dejando atrás ese concepto con el que crecí respecto a Madonna: la artista pop que definía el sonido que escucharíamos todos en la escena musical por los próximos años.  Lo hizo por todos los 80’s (Like a Virgin, Lucky Star, True Blue), lo hizo aún mejor por todos los 90’s (Like a Prayer, Erotica, Bedtime Stories) y fue insuperable en los 2000s (Ray of Light, Music, Confessions on a dance floor).  En Rebel Heart vi un disco totalmente errático, el sonido era ecléctico pero nada cohesivo.  Aquí ella parecía la follower y no la trend setter y aunque el disco logró colocarse sólo por una semana en el número 1 de Billboard, los esperados No.1 singles no llegaron (Living for love alcanzó No. 1 en lista Dance únicamente) y su infame caída en su presentación en vivo televisada de los Brit Awards parecía un mal presagio.  No obstante, al final, la reina es la reina y no sólo se ha levantado de todas, ha sobrevivido exitosamente todas.  En Rebel Heart, donde el desfile de colaboraciones provenían de variadas influencias (Avicii, Nicki Minaj, Chance the Rapper, Diplo, Nas, Alicia Keys y Mike Tyson);  parecía que Madonna y sus productores habían diseñado estos tracks y los pusieron a prueba previamente con el público a ver cuál iba a ser lo más acercado al gusto general. Recordemos las filtraciones (?) de temas previos al lanzamiento y posteriormente los adelantos a través de la plataforma iTunes.

En su próximo disco programado a salir en junio 2019, la Madge se reinventa nuevamente adoptando un alter ego tal y como lo hicieron Beyonce con Sasha Fierce, Lady GaGa con Jo Calderone, Garth Brooks con Chris Gaines, o hasta el mismo Bowie con Ziggy Stardust.  Nos fue dosificando cuatro canciones de este nuevo disco llamado “Madame X” previo a su lanzamiento. De entrada vemos que tres de las cuatro rolitas traen colaboración en voz (Maluma, Swae Lee, Quavo) aparte de música de diseñador por Mirwais y Diplo.

No sé qué esperar del disco musicalmente hablando, pero comercialmente, es un hecho que lo que veremos será un sold out de su gira, habrán muchas descargas por internet de algunos de sus tracks, especialmente de aquéllos que vengan en versión remix.  En última instancia, Madonna es una empresa que tiene mucho branding y que fue construido por décadas y de la cual mucha gente hace dinero, por lo tanto, carretillas de dinero se van a invertir para que siga dando elevadas ganancias hacia el futuro. En consecuencia, el éxito está casi asegurado.  CASI.  Madonna es una marca como Vuitton, prestigiosa y establecida… pero vieja; por esa razón mientras más pasan los años, más atemporal es en sus diseños; se cuidan los detalles y se establece más su valor por su percepción de clase.  LV no busca ser la moda dominante, y aunque es una de las marcas de alto precio que más vende a nivel global, la marca siempre buscará prestigio antes que popularidad.  Creo que ese es el momento de la marca Madonna, pero es precisamente ese cajón del que ella desea alejarse. Esa persecución que trae la edad que amenaza su pérdida del coolness, de su vigencia.  Mientras que ha pasado toda su carrera re-inventándose, hoy vemos que los artistas que más atraen son aquéllos que se muestran tal y como son (e.g. Billie Eilish, Ed Sheeran, Adele, Dua Lipa, Shawn Mendes, Rita Ora, Drake).

medellin

En Madame X vuelve a buscar otra personalidad, más pangeica, más indefinible aún que las que ya le hemos visto. Mientras tanto, seguimos viendo conductas rebeldes, a veces erráticas, en su vida personal.  Conductas que pocas veces vemos en personas de 60 años y esto es lo que la vuelve headliner cada día que así lo desee, más o menos como Donald Trump. Habrán detractores que le critiquen su incongruencia de edad versus comportamiento, como si hubiera un código de conducta para cada década de edad pero aquí es cuando ella sale ganando: ¿porqué nadie debería comportarse como los demás esperan sólo por tener una determinada edad? Y esto aplica a todas las edades en general y que ella lo defienda con su propia experiencia y vida es lo que la hace tan valiosa como ícono pop contemporáneo.  Es en el aporte musical donde las cosas son diferentes y donde la evolución se demuestra.  En el caso de esta diva es fácil entender porqué sus críticas tienden a invadirle simultáneamente ambos terrenos, el personal y el musical, ya que es tanta la exposición y la evidente sed de popularidad. Alguien comentó en un foro: “¿porqué si Cher es más vieja que Madonna a ella le siguen echando porras y la adoran y nadie la critica igual y sigue llenando sus conciertos?”  Supongo que la respuesta es que Cher no mendiga y mucho menos exige su popularidad. Hay discos recientes de Cher que salen al mercado sin una pizca de publicidad y que ofrecen una calidad musical representativa de ella. Ejemplo muy claro de esto es el disco de covers Abba de 2018, Dancing Queen,  o incluso su anterior, Closer to the truth (2013); ambos con canciones que seguro no son del agrado de todos pero que son fieles al concepto que los fans tienen de Cher y que le llenan sus presentaciones por igual.

Nada me gustaría más que ver un éxito en Madame X, que sus rolas me impresionen y quiera escucharlas una y otra vez. De entrada, de las cuatro canciones que ya nos compartió sólo me han gustado dos, “Crave” y “Future”; quizás porque suenan como canciones de Rita Ora y de Rihanna, respectivamente.  Quizás lo que realmente quiero decir es que, antes que a Madame X,  por una vez en la vida y después de tantos años me gustaría ver y escuchar a Madonna Louise Ciccone tal cual, como ella es… o más bien ¿cómo ella sería?

Food 4 Thought

EP032 Pictórico Pletórico

pollock

En un par de días más tendré la gran fortuna de visitar algunos lugares de Europa que hasta hoy son desconocidos por mí: Londres, Bruselas, Brujas y luego un lugar en el que pasé tan sólo un día hace unos 9 años, Amsterdam.

En lo personal yo soy el tipo de turista de museos y monumentos históricos. No tanto del shopping ni de los antros. Disfruto más el silencio que se compra en estos lugares mientras que se aprecia todo tipo de arte. En particular, soy más de museos de arte moderno, contemporáneo, me encantan las instalaciones, y disfruto de los museos dedicados a retratos.  Hay ciertos museos que permanecen en mi predilección íntima: el Munal de Ciudad de México (el edificio mismo es una obra de arte); el Met, la galería Frick y el Guggenheim en Nueva York; el museo Ludwig en Colonia, el Pergammon, la Nueva Galería Nacional y el Gemäldegalerie estos tres en Berlín, el Prado en Madrid, el Art Institute de Chicago, el Museo Nacional de Bangkok, el Museo Van Gogh de Amsterdam y mi favorito de todos, el bellísimo Musée d’Orsay en París.  Se me hace interesante ahora que escribo esto ver que muchas de éstas ciudades (Nueva York, Ciudad de México, París, Berlín) que albergan no sólo cualquier cantidad de los museos más importantes del planeta sino también que ofrecen espectáculos de tipo teatro, ópera y musicales, son el tipo de urbes a las que uno puede visitar varias veces en la vida pero cada vez parecerá una ciudad distinta. Lo vibrante y lo actual de su signo cultural las transforma y uno como turista siente que tiene otra vez poco tiempo para conocerlas de nuevo.  Creo que eso es la base aspiracional de toda ciudad para referencia global: el dinamismo y el latir de su movimiento cultural.  Me apena que mi ciudad sea una donde museos hayan cerrado sus puertas (Museo de Monterrey), o bien, museos se hayan suspendido en su construcción, como los tres museos en proyecto en San Pedro Garza García.

Quedan muchos museos por conocer y otros que no menciono aquí, pero creo que esa lista va a cambiar después de este viaje. Cuando uno ya está ahí, se enfrenta a tantas obras maestras de los más famosos y renombrados artistas. Nada más en el Vaticano o en el Louvre todo a lo que uno está expuesto; hace sentir que somos nosotros los que vamos a rendir tributo y tenemos muy contados los minutos para hacerlo.  Una vez ahí, ¿qué hace que una pintura sea de más impacto que otra? ¿Que la hayamos visto desde niños en libros de estudio y ahora se vuelve realidad? Definitivo me ha pasado. ¿Que de pronto nos cautive su belleza aún sin tener información previa al respecto? Más de una vez que me ha sucedido al igual. ¿Su incalculable valor monetario? Una vez un grupo de niños en el Moma iban con su maestra y de pronto se detuvieron en el Pollock One: Número 31. Los niños no sabían qué tenían enfrente, para ellos era algo que ellos mismos podrían haber hecho pero en una escala mayor. Realmente no prestaban mucha atención a lo que la maestra les explicaba de la pintura, hasta que ella usó la frase mágica: “Un cuadro de este artista muy similar a éste se vendió en 140 millones de dólares”. Ahí fue cuando todo cambió con el grupo y los “WOW!” se dejaron escuchar y entonces sí, decenas de preguntas volaron al aire de niños curiosos y perplejos.

En lo que respecta a las pinturas que habitan en cada museo, a veces, como en el d’Orsay, donde de pronto tienes un Van Gogh y en el mismo cuarto hay uno o varios Degas, Toulousse y Cézanne no sabes ya si es un concurso o cómo reaccionar que al finalizar la visita, si alguien te preguntara cuál fue tu favorito o lo que más te gustó, simplemente dirías que no sabes qué responder.  En efecto, hay obras que me han dejado sin aliento al estar enfrente, totalmente inesperado, al entrar a un recinto y toparte con esa aparición que te arrebata, que te deja con tantas preguntas que inequívocamente serán respondidas por tu propia imaginación.  Ejemplos de ésto para mi:

No podemos saber qué estaría pasando por sus mentes, qué tantos sacrificios tuvieron que hacer para terminarlas, si estarían conscientes de que estaban creando perfección, un legado que llevaría sus nombres hacia el fin de los años.  Me acuerdo de la película de “La muchacha con el arete de perla”, donde vimos a Verneer sufrir y a la modelo otro tanto para poder terminar esa pintura.  ¿Cuál será la historia de cada una de éstas? Por cuáles habrá pasado Picasso para terminar el “Guernica”, o Botticelli para su “Nacimiento de Venus” o “La Anunciación”.

Así que ahora, de lo que he visto, ya estoy algo ansioso de ver esto:

El-Temerario-William-TurnerDama-virginalBacchus-and-ariadneArnolfini-Portraitgirasoles-van-gogh-ok-U10107476060fzG-U213257474010ldB-620x649@abcrodinMadonna-of-the-Pinksmujeres-sin-maquillar-reales

Belgica-Bruselas-Magritte-Museo-Tienda

VAN EYCK_Virgen del canonigo Van Der PaeleG

Estoy algo ansioso porque quisiera que el tiempo alcanzara para no sólo ver todos los museos completitos sino también todos los sitios históricos y monumentos de cada ciudad.  Supongo que de eso se trata la vida, de permanecer siempre hambriento de más.

People

EP030 #influencer

Ok la verdad es que este tema del Instagram influencer me ha dejado algo cautivado últimamente. Yo tengo una cuenta de Instagram que sinceramente he dejado un poco al olvido en los últimos meses. Pasó un tiempo en el cual dejé de encontrarle propósito, no encontraba para qué tener una cuenta ahí, tener seguidores ¿qué me brindaba a cambio? Bueno para ser totalmente honestos, terminé usando ese Instagram como una fuente de voyeurismo y fisgonería.  Entonces me quedé pensando, la gente que veo subiendo fotos incluso más de una vez al día, ¿qué ganan con eso? Más seguidores, es la respuesta.  Ok pero ¿qué me hace más digno de ser seguido entonces?  Me dijo un amigo: para obtener más followers, la clave está en el número de fotos compartidas al día, la cantidad de ropa que traes en cada foto, el escenario de dicha foto y finalmente, los hashtags que les incluyas.  Entonces, puse atención a los perfiles que sigo que más seguidores tienen y encontré parte de la respuesta. Claro, cuerpower a todo lo que da, más de una foto compartida al día y los hashtags de cajón: #love #motivation #fitness #life #fun #travel #work #sex #sexy

Así que luego empecé a ver que sus pics eran en dos de cada tres con poca o muy poca ropa. En una semana nos comparten cerca de 18 fotos y lo más importante, son personas como cualquiera con un trabajo de día y en muchos casos el escenario de predilección es su propia recámara.  Bien, pues más empecé a tener curiosidad.  De repente me dio un shock al ver que un ex mío tenia ya más de cinco mil seguidores, otros conocidos míos incluso siete o nueve mil seguidores. Pero luego ya me fui a los internacionales que llegan a tener 15, 20, 25 o uno incluso hasta 50 mil seguidores.  Entonces fue que me puse a ver los alcances de esto.  Resulta que en efecto, hay dinero detrás de los seguidores pero no mucho ni para todos.  Hay que coleccionar muchos seguidores y buscar proactivamente una metamorfosis hasta que una persona regular empieza a auto-proclamarse como “Influencer”.  Y como en todo hay niveles, en este juego los hay también a partir de la cantidad de seguidores:

  • Influencer accidental: No tienen una intención real de serlo y tienen de uno hasta mil seguidores.
  • Influencer creciente: Tienen un esfuerzo diario por convertir su influencia en dinero, la mayor parte del tiempo, se estacionan en vanidad y narcisismo y es todo. Van de los mil hasta los cien mil seguidores.
  • Influencer popular: Estos sí pueden generar tendencias en ciertos círculos de la sociedad y sobre algunos nichos de mercado. Las empresas gustan de encontrar este tipo de influencer para ofrecerles deals de promoción en sus productos. Van de los cien mil y hasta un millón de seguidores.
  • El influencer celebridad: Aquí vemos ya personajes como Beyoncé, Barack Obama, Rihanna, cualquier Kardashian, Gaga, etc. Quienes en este momento hacen más dinero a partir de su cuenta de Instagram por incluir una recomendación de producto en un post son Cristiano Ronaldo (que también es el que más seguidores tiene, 160 millones), Arianna Grande (149 millones) y Selena Gomez (148 millones).  A ellos les pagan entre $850,000 y un millón de dólares por post promocional.

Pero bueno, ¿y cuánto se les paga a quienes no son tan famosos? Pues hay niveles de paga también, a grandes rasgos:

Industry Avg. Instagram follower count for first paid offer Avg. $USD per post fee paid to influencer
Casual Fashion/Clothing 15,500 $59.00
Fitness 23,200 $128.00
Electronics/Tech 34,100 $102.00
Food/Beverage 8,700 $23.00
High Fashion/Clothing 55,100 $375.00
Jewelry/Watches 39,500 $410.00
Makeup/Cosmetics 84,200 $493.00
Outdoor/Adventure 29,000 $201.00
Travel/Hotels 73,900 $623.00

De tal suerte que ahora ya hay empresas que prometen a cambio de un honorario ayudarte a aumentar tus seguidores cobrándote, por ejemplo, $180 dólares por agregarte 10,000 nuevos seguidores.  Por esta razón, las empresas han restringido mucho más este tipo de marketing y ahora han puesto nuevos candados que analizan perfiles de seguidores. Los algoritmos de Instagram detectan este mecanismo y así esta empresa les vende a las compañías esta inteligencia de mercado por miles y miles de dólares haciendo más difícil aún sacarle precio a los posts de influencers crecientes o populares.

Fue entonces que muchos de estos influencers crecientes cuyos posts están basados más en mostrar sus cuerpos empezaron a usar la función privada de instagram en la que se paga una membresía para tener acceso a sus fotos “secretas”. Estas membresías van al ritmo de $12 a $25 dlls mensuales. Todo es un negocio.

Lo que es un hecho es que para tener este impacto hay que dedicarse.  En cuerpo y alma, literalmente. Much@s influencers crecientes lo que hacen es ponerse en una dieta o en un ciclo de esteroides y hormonas, organizarse una o dos sesiones de fotos con varios modelos de traje de baño o ropa interior en su mejor momento y guardarlas para irlas dosificando en el tiempo hasta la siguiente toma.

El número de seguidores es el principal factor para sacarle dinero a Instagram, es cierto. Pero el siguiente es la relevancia. ¿Cuántos likes obtengo de cada foto que subo? Podré tener 10,000 seguidores pero si en cada post obtengo en promedio 400-500 likes, pues el impacto es muy bajo.  Se necesita al menos 10% de impacto para que sea relevante de lo contrario seré un árbol que hace gran ruido al caer en medio del bosque pero sin nadie alrededor que lo escuche. En mi opinión éste es el nivel de dificultad mayor en este juego donde el producto es uno mismo: Ventas es ponerse disponible y Marketing es que te deseen.

Fue entonces, después de toda esta investigación que pude confirmar mis sospechas: este tipo de marketing y dedicación requiere muchos sacrificios. Nadie quiere ver cualidades intelectuales o lindas porque son aburridas. Todos preferimos ver al vecino o a la hija de éste en calzones en su recámara y como hay tant@s haciendo lo mismo, es difícil el impacto porque llega el punto en el que si alguien en cuyos posts sale constantemente enseñando todo de pronto me mostrara su nuevo cinturón Gucci abrochado encima de sus calzones, dudo que saldría a comprar uno nada más por ello. Así que mientras tanto, lo único que vi fue que muchos de estos influencers se quedan en el intento y estacionados en otra categoría adicional al “Up and coming influencer” y ésta es la de “la carne diaria de Instagram”.

Creo que seguiré con mis pocos seguidores y con la completa convicción de que si un día subo una imagen selfie mía en poca ropa será en genuina intención narcisista/exhibicionista ya que para hacer dinero, ya elegí hace un buen tiempo cómo.  Mientras seguiré hurgando en las cuentas de la gente que admiro para ver a quiénes ell@s admiran a su vez… buen ejercicio de conciencia.

Food 4 Thought, Marketing, Sin categoría

EP023 Neuromarketing

En EXMA 2018 me encontré con este concepto del Neuromarketing más de cerca. Escuché a detractores así como a propulsores. Para ser franco, me parece el hocus pocus de la Mercadotecnia, por así decirlo. Para empezar, muchos autores denotan al Neuromarketing como “una rama de la Mercadotecnia”, lo cual, bueno pues puede ser ya que hay ya mucho estudio y escrito alrededor del tema, aunque muchos de los hallazgos sean más bien poco confiables; supongo que en algún lado ya habrán materias de crédito académico al respecto. Esta “rama” del Marketing tiene una naturaleza algo fascinante desde que se necesita un laboratorio y varios especímenes para correr los experimentos que la demuestran. ¿Qué es entonces exactamente el Neuromarketing? Lo definen como la rama de la Mercadotecnia que investiga las reacciones cerebrales, las áreas del cerebro que están relacionadas con el comportamiento del consumidor al recibir/percibir estímulos tales como: publicidad, elección de una marca, prueba de un producto o servicio. Suena bien, ¿no?

Mejor aún suena cuando nos enteramos que el objetivo final es el descubrimiento del impacto emotivo de una marca o producto en un consumidor para así poder predecir su comportamiento al identificarle sus necesidades y expectativas… ¡sin hacerle una sola pregunta!

neuromarketing

Esto lo logran a través de encefalogramas (MRI’s), tomografías y eyetracking basado en infrarojos. De esta manera se medirán tres parámetros: atención, emoción y memoria. Entonces, ¿qué buscamos manipular a través de estas técnicas?

A grandes rasgos:

  • Optimizar la experiencia del cliente en su opción de compra colocando a la vista imágenes y productos destacados
  • Provocar el llamado efecto contagio
  • Estimular y experimentar con el producto y la marca a través de los 5 sentidos
  • Optimizar el alcance, la retención y el procesamiento de la información de dicha marca o producto a través de diversas técnicas de asimilación en la memoria sensorial
  • Actuar sobre la experiencia emocional y el recuerdo

En verdad no quería usar la palabra “manipulación”, pero ¿a poco no suena a tal? Esto lo hace más cautivante aún. Me acuerdo cuando a finales de los 70 e inicio de los 80 el concepto de “Publicidad subliminal” tenía a un autor con un best seller en la lista del NYT y todo mundo hablaba de estas manipulaciones. Ejemplos de esta publicidad a continuación:

subliminal-messages-marketing-magnum

spartan-logo

Esta publicidad jugaba con nuestra imaginación, con nuestra percepción de primera intención en algunos casos, en subconsciente en impactos aún más intrincados. ¿Resultó? Bastante bien para muchas marcas como Absolut, Camel, Raleigh, Marlboro, Toblerone, Tostitos.

Si bien la publicidad subliminal muchas veces estaba orientada a un subtexto sexual inhibido u oculto; en este momento vemos que el Neuromarketing va más allá que dos paletas encontradas, el diseño de un logo o una hoja de lechuga que realmente es un billete (anuncio de KFC). Creo que el resultado más evidente de este efecto lo podemos ver recientemente en la maniobra de product placement que el agua Fiji colocó en los Golden Globes de esta semana. Resultó un éxito ya que logró varios goles a la vez: robó cámara a super estrellas incluso ganadores de un premio en la noche, irritó a otras personalidades que hasta se quejaron en los medios de ello (e.g. Jamie Lee Curtis) dando más publicidad gratuita al producto y finalmente, todas las redes sociales estuvieron cargadas de ello por al menos 3 días después. ¿La táctica utilizada? Aquí mismo va:

¿Cómo reaccionó la gente al ver esto? Definitivo trajo efectos en el cerebro.

El psicólogo Daniel Kahneman, a quien se le confunde muchas veces con economista debido a sus hallazgos psicológicos para la ciencia económica, al publicar una serie de artículos seminales en el campo general del juicio y la toma de decisiones le valió ganar en el 2002 el Premio del Banco de Suecia en Ciencias Económicas por su trabajo en la Teoría de las Perspectivas. Esta teoría permite describir cómo las personas toman sus decisiones en situaciones donde deben decidir entre alternativas que involucran riesgo, por ejemplo decisiones financieras. Partiendo de evidencia empírica, la teoría describe cómo los individuos evalúan las potenciales pérdidas y ganancias. De esta manera, demostró cómo los individuos prefieren no perder $100 dlls a ganar $100 dlls.

En los años 90, el foco de la investigación de Kahneman comenzó a cambiar gradualmente en el énfasis hacia el campo de la “psicología hedonista”. Interesante al ver de qué se trata esta psicología: es el estudio de lo que hace que las experiencias y la vida sean agradables o desagradables. Trata de sentimientos de placer y de dolor, de interés y de aburrimiento, de satisfacción e insatisfacción; así como de la gama de circunstancias desde lo biológico hasta lo social, que ocasiona sufrimiento o disfrute. Esto es la base del Neuromarketing; entonces, ¿es ello una rama de la Mercadotecnia o de la Psicología?

Para enfatizar más mi punto, citaré algunas frases e ideas de Kahneman que más que causar pensamiento, muchas veces causan incomodidad:

+ Una forma confiable de hacerle creer mentiras a la gente es la constante y frecuente repetición, porque la familiaridad es difícilmente distinguible de la verdad. Instituciones autoritarias y mercadotecnistas siempre han estado al tanto de este hecho.

+ Nada en la vida es tan importante como tu crees que lo es, mientras continúes pensando en ello.

+ La inteligencia no sólo es la habilidad del razonamiento; es también la habilidad para encontrar material relevante en nuestra memoria y de obtener atención cuando se requiera.

+ Nuestra reconfortante convicción de que el mundo tiene sentido se respalda en un fundamento de seguridad: nuestra casi ilimitada habilidad para ignorar nuestra ignorancia.

+ El psicólogo Paul Rozin, un experto en el área de la náusea, observó que tan sólo una cucaracha destrozará por completo la apariencia de un tazón lleno de cerezas, mientras que una cereza no causará ningún efecto al colocarla en un tazón lleno de cucarachas.

+ El dinero no te compra felicidad, pero la falta de dinero ciertamente te comprará miseria.

+ La idea de que el futuro es impredecible es disminuida diariamente por la facilidad con la que explicamos el pasado.

+ Podemos cegarnos ante lo obvio, pero también somos ciegos a nuestra ceguera.

+ Es más probable que aprendas algo al sorprenderte de tu propia conducta que por escuchar hechos sorprendentes de otras personas.

+ La ilusión de que entendemos el pasado propone un exceso de confianza en nuestra habilidad para predecir el futuro.

+ La manera más fácil de incrementar la felicidad es el control del tiempo. ¿Puedes encontrar el tiempo para hacer las cosas que más disfrutas hacer?

+ Precisamente porque tendemos a ser amables con las personas que nos complacen y groseros con los que no, somos estadísticamente castigados por ser amables y recompensados al ser groseros.

Así que, este tipo de aseveraciones se utilizan para diseñar y edificar tácticas de mercadeo para conseguir la preferencia, la atención, la recomendación, la recompra de un producto, de una marca. Cuando esto se da, la marca se convertirá en una caja registradora que, manejada con cuidado, dará prolongadamente dinero… y mucho.

¿Qué ejemplos de Neuromarketing te han sucedido? La que mejor me llega a la mente son las famosas ventas nocturnas de Liverpool o Palacio de Hierro: Gasta todo lo que puedas ahora porque el resto del año no podrás y aquí el que no gasta, ¡pues no ahorra!

Marketing, Self-improvement, Sin categoría

EP018 La Economía Naranja

Cuando veía religiosamente cada episodio que salía al aire de Mad Men podía ver claramente el génesis de la publicidad masiva y del capital creativo en una recreación sesentera que me dejaba soñando después de esa hora semanal de testimonio corporativo publicitario.  Pues la agencia de publicidad como tal fue una gran fuerza de apoyo al Marketing hasta adueñarse de una de sus 4 P’s.  La regla para las grandes marcas y las emergentes de gran capital de inversión era la contratación de una agencia y así establecer las pautas en medios así como las campañas que ejercerían.  Esta era la comunicación de imagen de la marca.  Muchas veces veíamos que la campaña y la pauta estaba más enfocada en la venta de un producto o servicio más que en la marca que lo ofrecía.  Si el producto era cool, pues la marca también.  Veíamos pauta tan simplona como el “Acapulco en la azotea” y el “chaca chaca de Ariel” pero que por alguna razón se quedaba en nosotros como un imprint mental.  La verdad, creo que esas campañas nos dominaban la mente debido a la escasez de medios que habían para canalizarla y la maldita frecuencia con que repetían los comerciales. Era inevitable quedarse con eso y como diría mi abuelita: ¡y ahora sí que para quitártelo de encima!

En este momento, vemos que el Marketing se ha expandido como una explosión de conceptos, todos ellos buscando crecimiento y posicionamiento de marca. Estamos viviendo el omni-channel y de repente tenemos ideas como ATL, BTL, OTL, TTL, Trade Marketing, Re-Marketing,  Endo-Marketing, Branding, Neuromarketing, y otros tantos más.  Me llama la atención todo lo que se ha aperturado la actividad de mercadotecnia puesto que el reto se ha elevado enormemente. Hoy, lo que manda es la experiencia de compra, de marca; y hay demasiadas marcas de tantas industrias tratando de obtenerla valiéndose de cuanta herramienta o fad se les ponga enfrente.  Lo único que saben es que esta experiencia de marca debe contar con tres reglas angulares:

  1.  Debe ser CONSISTENTE y coherente a lo largo del tiempo.
  2.  Debe ser INTENCIONAL, siempre proactiva y fiel a la base de la marca que la mantiene, y
  3.  Debe ser DIFERENCIADORA para poder competir con los esfuerzos de otras marcas (y otras industrias, porque ya esto es también competencia para ganar el esfuerzo económico de un comprador)

Entonces vemos el contraste gigantesco de los marketers de hoy versus los businessmen de Madison Avenue en los sesenta.  Ante tantos nuevos canales y tantos nuevos estímulos disponibles hemos llegado a un nuevo concepto que lo engloba: La Economía Naranja.  Por primera vez usado en 2001 y constituye el conjunto de actividades que de manera encadenada permiten que las ideas se transformen en bienes y servicios culturales, cuyo valor está determinado por su contenido de propiedad intelectual.  En este concepto global se encuentran desde la arquitectura, las artes visuales y escénicas, artesanías, la publicidad, el diseño editorial, y hasta alcanzar a cubrir el cine, la música, la moda y los juguetes; entre otras.  Se dice que si englobáramos a todos los que se dedican a actividades de economía naranja, ellos formarían la cuarta economía global en PIB.  Esta actividad genera cerca de 144 millones de empleos en el mundo de los cuales 10 millones se localizan en Latinoamérica.  Esto sólo puede crecer mientras haya crecimiento de poblaciones y de oferta de productos y servicios de empresas tanto click como brick & mortar.

eco naranja

Lo que yo me pregunto es que, entre tantos estímulos disponibles, entre tanto río revuelto de mkt, ¿cómo saber qué es genuino? ¿qué esfuerzos verdaderamente van estableciendo el leit motif, la razón de ser de las marcas? Porque creo que a veces ya van estresando el hilo demasiado lejos.  Especialmente ahora que, como mencionaba antes, la competencia por ganarse el gasto de un consumidor en nuestro producto ya no sólo se remite a mis competidores directos de categoría sino a las más de 700 categorías de consumo de un comprador.  Si el prospecto desea un smart phone de 28,000 pesos es posible que decida no comprar el nuevo colchón que estaba buscando porque de alguna manera Apple o Samsung lograron enamorarlo tanto más que le termine dando la prioridad a su nuevo teléfono que a su buen dormir, partiendo de que esta persona tenga presupuesto limitado.  Bien dicen algunos psicólogos que aunque haya inteligencia, el inconsciente protagoniza las decisiones que tomamos; nuestra acumulación de experiencias originan esta intuición de compra que obligaría a este consumidor a preferir un bien que le dé satisfacción cuando todo el mundo lo vea a algo que le brinde satisfacción en un espacio 100% privado e íntimo.

Las empresas pagan a agencias y a medios para interrumpir a las personas y ofertarles algo. Las agencias venden todas las maneras en que pueden interrumpir conversaciones o actividades de los consumidores con tal de que por un segundo perciban su marca o su producto. Sin embargo, hay una diferencia entre ser interruptor y disruptor.  ¿Quién quiere estar en una cita importante y contestar una llamada del celular por parte de un tele-marketer ofreciendo una tarjeta de crédito o un tiempo compartido?  La economía naranja debe ser forzosamente a mi parecer, un arreglo de nuevas y frescas ideas que cambien mi parecer sobre algo hacia un nuevo concepto que mejore mi vida y que me brinde bienestar y/o placer. En un nivel supra, este bienestar no debería parar en mí nada más, sino expandirse al entorno.  Especialistas en la materia proponen una nueva “P” a las cuatro ya existentes: Planeta.  Si todos cambiamos cada día, entonces esperemos que nuestro cambio como consumidor sea evolutivo y que el nuevo comprador en el que nos convertiremos sea cuando menos más selectivo y alerta a verdaderos aportes de consumo y no sucumbir a fads o falsos algoritmos.