Sin categoría

EP022 / 2018 – gracias.

Termina el año 2018 y las festividades. En este momento de reflexión, en la soledad y el silencio pienso en el sentido humano del agradecimiento. Me acuerdo que de niño, en la escuela lasallista me explicaron que habían tres tipos de oración: la de petición, la de agradecimiento y la de alabanza.  Más o menos, entre los católicos mexicanos se dice que un 80% de sus plegarias van por el lado del pedir, un 18% al agradecer y un 2% al alabar a Dios.  Es increíble cómo nos olvidamos de simplemente dar gracias, por lo bueno o por lo no tan bueno, por lo que nos mantiene vivos y por lo que nos hace respirar, por lo que nos emociona y por lo que nos saca lágrimas, por lo que vivimos y por lo que nos quede pendiente para después. Seré honesto y diré que yo agradecí por el tiempo que tengo. El tiempo que tengo para vivir, a veces solo y a veces en compañía; a veces feliz y a veces melancólico; muchas veces sin un resuello de energía pero finalmente con un nuevo aire de esperanza y ganas de hacerlo todo.  Estos últimos días del año viví lo más bello que Dios me podría permitir y al escribir esto me refiero, en efecto, al tiempo. Vi el paso de él en los rasgos de mi madre, que la rodeó de dulce ternura en su viaje de vida. Di gracias al hecho de constatar en ella que es posible llegar a una edad y ser feliz y transmitir esa felicidad a otros a pesar de lo difícil que haya sido la vida con sus injusticias. Es más, creo que esas injusticias de vida son precisamente las que nos brindarán la conformidad del ser al saber que todo, absolutamente todo, va a pasar y va a sanar.

Si pudiera pedir un deseo que de verdad fuera posible, creo que sería el de conservar mi memoria hasta el último día de mi vida y así siempre recordar esas cosas que me hicieron feliz en cualquier edad; pero sobre todo, nunca olvidar cómo se ve el rostro de la bondad al ver el de mi madre.

Para cada uno de nosotros, habrán seguramente diferentes recuerdos por llegar y muchos otros por conservar y ante el pensamiento sobre si los recuerdos representan algo que se tiene o algo que ya se perdió… ¿cuál será entonces la diferencia entre la felicidad vivida y la felicidad perdida?

Feliz año 2019 y que la serenidad y la paz habiten en Sus corazones.

2 comentarios en “EP022 / 2018 – gracias.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s