Sin categoría

EP011 From Nowhere to Now Here.

now here

Estuve viendo todas las fotos de la fiesta de Halloween que anoche sucedieron.  Yo no soy mucho de este tipo de celebraciones, preferí quedarme en casa y hacer una noche de cine personal.  Algunos disfraces muy originales, otros no tanto, algunos realmente audaces pero todos tenían algo en común: la sed de likes. Presenciales y virtuales, el mercado estaba abierto. Seguro muchos de ellos fueron planeados con mucho tiempo de anticipación, algunos no tanto, quizás fueron ejecutados tan sólo unas horas antes. Interesante cómo las decisiones de hoy son las realidades de mañana.

Recordé entonces de las veces que he hecho todo el asunto de disfrazarme y buscar de qué y prepararlo y finalmente usarlo.  Tres veces. De esas tres veces dos fueron porque para mi pareja de ese momento era algo importante la ocasión.  En retrospectiva puedo decir que en esas dos participaciones realmente no me divertí mucho, de hecho la última en la que íbamos en un concepto antigua Roma realmente me aburrí.  Ahora veo que el aburrimiento que sentía en esa fiesta era acorde a la relación. No estaba en sincronía a mi fluir, a mi persona.  No creas que esta es la primera vez que hablo al respecto, pero hoy, después de años de que eso terminó, puedo darme cuenta que las personas que eliges que te rodeen son enviados con un mensaje. De pronto el mensaje que recibí de esta persona fue que vivir la vida significa sentirse vivo en la vida. Fue una lección que me tomó varios años en aprender, una de las más violentas que haya tenido que afrontar.  Esos disfraces eran lo que otra persona quería, y aunque me sabía un individuo creativo y original, cedí a ser asimilado por la festividad. ¡A veces la montaña rusa del amor necesita un límite de velocidad!

La decepción me arrebató mi grito interior y ésta fue revivida muchas veces después de suceder. Hasta que lo acepté. Ojo con esto porque la aceptación de esta decepción, de esta derrota, no implicaba que me gustara, de hecho, es algo que me dejó bastante contrito por un tiempo pero creo que la verdadera enseñanza, la lección final de este mensajero, fue aprender a no desperdiciar mis fracasos; a fracasar para adelante.  Si el costo de este fracaso fue tan elevado, entonces ¿porque tratar de meterlo en una bolsa y guardarlo en un cajón de un viejo mueble arrumbado en un sótano? Si ya lo viví, pues mejor sacar todas las enseñanzas de ello. Así que para hacerlo, entendí que ninguna experiencia va al desperdicio pero que es imprescindible que haya descubrimiento en la recuperación.  Por supuesto que no sería la última vez que tendría decepciones, derrotas con algo o con alguien en mi vida, pero a partir de ahí, las demás fueron réplicas, con alguna que otra diferencia, pero réplicas de esta gran lección de elección de la gente que decido me rodee.

Ese grito interior buscaba regreso, sin embargo, el que alguien o algo te retrase tu viaje como persona puede ser engañoso al retomar camino; porque muchas veces parecería como si ese regreso implica volver a la misma situación.  Pensamos frecuentemente que estar de nuevo en una situación familiar es lo que buscamos porque creemos que hay cosas que cobran valor sólo cuando se pierden, aunque esto no aplique a la mitad de los casos. La realidad no podría estar más alejada de eso.  Tenemos que aventurarnos, atrevernos a fracasar hacia adelante, desde un lugar de vacío hacia un espacio con un nuevo aquí y ahora. ¿cuál es ese plan que Dios o el cosmos tiene para mí? Ultimadamente aún no lo he figurado y sé que no vendrá ese conocimiento de repente, seguro la vida no se trata de un gran golpe brillante de suerte o iluminación, sino de un  paso transformador a la vez.  Ahora vengo con más poder consciente para este proceso de descubrimiento y es curioso, porque mientras más avanzo, mientras más viejo me hago, intuyo que ese plan que mi verdadero yo me tiene reservado tiene un montón que ver con mi regreso a un lugar de inocencia y de asombro que alguna vez, de muy niño, visité.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s